sábado, 2 de julio de 2011

Tómame o dejame ir-

Puede que no sea la chica perfecta, pero seguramente lo sea a mi manera. Puede que sea todo para alguien y que no signifique nada para otros. Puede que un día tenga mil sonrisas para repartir, y otro en cambio no tenga ganas de nada. Quiero a muchas personas, y odio a otras tantas. Para unos seré demasiado perfecta y para otros tendré demasiados defectos. Para unos seré la mejor amiga del mundo, y otros no me querrán ni ver. Tengo muchas cosas buenas, pero también muchas malas. Me gusta contarle mis secretos a la gente en la que confió y que esa gente confié en mi. Me gusta picar, pero no que me piquen. Me gusta reír y hacer reír. Me gustan los pequeños detalles y los grandes momentos. Me gusta recordar viejos momentos. Me gusta ayudar a la gente siempre y cuando se lo merezcan. Me gusta actuar sin pensar en las consecuencias. Me gusta saltarme las reglas y no seguir una misma rutina. Me gusta aprender de mis errores, que no son pocos. A veces puedo ser muy tímida, otras en cambio puedo ser la mas lanzada. Odio los domingos y me encantan los sábados. Tengo muy poca confianza en mi misma y demasiada en los demás. Puedo ser tan encantadora por las mañanas, como por las tardes, pero depende del pie con el que me levante cada mañana. Tengo miradas que matan y sonrisas que emboban. Para mi es blanco o negro, el gris no existe. O te quiero o te odio. O me da igual o todo me afecta. O algo me gusta o no puedo ni verlo. Tengo por costumbre soñar despierta todas las noches. Soy de las que piensa que los sábados son para disfrutar, y que los domingos son para los arrepentimientos. Soy de las que prefiere un beso sincero que mil "te quiero" fingidos. Soy muy orgullosa y me callo muchas cosas que me gustaría decir. Tengo mis mas y mis menos. Odio que me hagan callar. No creo en los amuletos, ni en las promesas. Porque me he dado cuenta de que puedo serlo todo y nada a la vez. Puedo ser simpática y tener el toque de borde. Puedo ser la chica más fuerte y no llorar con ninguna mala noticia, o puedo caer en tus brazos cada vez que me digas cualquier tontería. Puedo decir groserías o ser la más ñoña del mundo y repetirte una y otra vez lo mucho que te quiero. Puedo ser la chica más marimacho que has podido conocer o ser una chica refinada y coqueta. Puedo ser una chica atrevida y divertida o la miedosa y callada que no ha roto un plato en su vida. Puedo ser la chica loca de la que te ríes o la chica cuerda que se ríe de ti. Puedo ser tan graciosa que no pararás de reírte ni un segundo conmigo o puedo ser una persona seria. Puedo ser una chica difícil y también puedo ser la chica más fácil de conquistar. Puedo ser una chica mala y saltarme las clases y escaparme de casa o puedo ser la chica buena de la película, la que siempre le van mal las cosas, pero luego consigue lo que necesitaba. Puedo ser una chica muy predecible o llegar a ser una verdadera caja de sorpresas. Puedo entrar en estado de shock cada vez que te vea por la calle o pasar totalmente desapercibida y que no te des ni cuenta de que estoy ahí. Puedo ser tranquila y ponerte de los nervios o puedo ponerme de los nervios cuando estás tranquilo. Quizás sea la chica más inocente del mundo o quizás tan imbécil que nunca me he parado a pensar lo que soy realmente. Sí, he intentado no caer, una y otra vez, pero sigo cayendo. No me gusta para nada ser la chica que realmente quieres que sea. Asique siendo así, como yo soy, soy yo. Y así es como me siento feliz. Feliz con la gente y feliz conmigo misma.
By: piloooo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

kk